mi billetera es como una cebolla